Carl Philipp Emanuel Bach

Mayo 28, 2014

2014 es el año del tricentenario de Carl Philipp Emanuel Bach. Fue el segundo hijo del primer matrimonio de Johann Sebastian, y como sus hermanos Wilhelm Friedmann, Johann Christian y Johann Cristoph Friedrich, también fue discípulo de su padre. Después de cursar estudios en la universidad, entró al servicio del joven príncipe heredero Federico II de Prusia, quien más tarde, siendo rey, recibiría el sobrenombre de Federico el Grande. Al morir el padrino de Carl Philipp – el compositor Georg Philipp Telemann, en 1767 – quedó vacante el puesto de director musical de las cinco iglesias principales de Hamburgo. Carl Philipp Emanuel asumió ese cargo y lo desempeñó hasta su muerte. Para sus contemporáneos fue él, y no su padre, el “gran Bach”, el temprano representante de un nuevo tipo de artista: el del genio original, que en el siglo XVIII sustituyó al anterior modelo del artesano de la música. Sus obras religiosas pero de manera especial su música instrumental le aseguran uno de los primeros lugares entre los compositores del s.XVIII. Destacan sus sinfonías que representan de manera ejemplar el apasionado estilo orquestal de Bach, así como los conciertos para diferentes instrumentos solistas con acompañamiento de orquesta, entre los cuales muestran rasgos muy modernos los conciertos para clavicémbalo. Como excelente clavicembalista, Carl Philipp compuso innumerables obras para ese instrumento; también escribió sonatas para flauta – el príncipe heredero era aficionado a tocar la flauta – , para flauta, violín y clavicémbalo.





Carl Philipp Emanuel Bach,
Concierto para Cello en La mayor
Christophe Coin, cello
Ensamble Barroco Limoges


Cuatro últimas canciones de Richard Strauss

Las Cuatro últimas canciones para soprano y orquesta fue la última obra de Richard Strauss, quien las compuso en 1948, a la edad de 84 años. Se consideran el último capítulo en la literatura lírica postromántica. El compositor no vivió para escucharlas representadas. El estreno fue en Londres el 22 de mayo de 1950 a cargo de la soprano noruega Kirsten Flagstad y la Orquesta Philharmonia, dirigida por Wilhelm Furtwängler. Existe un registro del ensayo general, recientemente editado.


Originalmente Strauss no pensó escribirlas como ciclo, usando el texto de tres poemas de Herman Hesse (Primavera, Septiembre, Al irme a dormir) y un cuarto poema de Joseph von Eichendorff (En el ocaso), el primero al que le puso música. Los cuatro poemas versan sobre la muerte cercana y la serena aceptación del destino. El título Cuatro últimas canciones fue creado por el editor Ernst Roth, quien además determinó el orden en que debían ser interpretadas.




Richard Strauss, Cuatro últimas canciones
Margaret Price, soprano
Orqueta Sinfónica de Roma
Wolfgang Sawallisch,director

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí