La música tradicional de Chihuahua

Publicado: marzo 27, 2019 Última Modificación abril 7, 2019 Por: Música en México

Dentro del conjunto de estilos musicales que reciben el nombre genérico de música norteña y cuyo origen se remonta a la música que en el siglo XIX trajeron a nuestro país los inmigrantes alemanes, bohemios y checos, destacan la redova, la polca, el chotis y la mazurca como representativos de Chihuahua.

Mi reina

Al parecer basado en un estilo de baile escocés (de donde tomó el nombre), el schottisch es originario de Bohemia y tuvo su momento de gloria en la primera mitad del siglo XIX, cuando se bailaba en los salones ingleses, alemanes y austríacos. Para 1850, esta especie de polca un poco lenta con elegantes movimientos y secuencias elaboradas pero sencillas se había convertido ya en el baile representativo de Madrid, y no pasó mucho tiempo antes de que se pusiera de moda en México. De manera similar, la mazurca —animada danza formada por tres partes con distinto ritmo (medio rápido-lento-rápido) que pueden bailar 4, 6 o hasta 12 parejas al mismo tiempo— pasó de los salones de la nobleza polaca a los salones de la aristocracia mexicana, y finalmente al repertorio de danzas populares del norte del país, durante la segunda mitad del siglo XIX.

La furia del río Bravo

Adaptada al estilo particular de cada región, la música tradicional del estado es interpretada por típicos conjuntos norteños de acordeón, bajo sexto, tarola y tololoche, pero “al estilo Chihuahua”, esto es, con acompañamiento de saxofón, el cual añade un toque característico a los temas, entre los que destacan polcas como La escobita (también conocida como La segunda de Rosales debido a una curiosa anécdota protagonizada por Benito Juárez), La furia del río Bravo, Santa Rita, El huarachazo, De Chihuahua a La Concordia y Silvia, el chotis Mi reina y El corrido de Chihuahua, pieza descriptiva compuesta por el duranguense Pedro de Lille Aizpuru en coautoría con el defeño Felipe Bermejo Araujo y que es considerada de manera popular como el segundo himno del estado.

El corrido de Chihuahua

Es importante mencionar también la música de los tarahumaras o rarámuris, comunidad indígena asentada en parte del estado de Chihuahua y en el suroeste de Durango y Sonora. Las danzas tarahumaras tienen un profundo sentido ceremonial en el que se percibe el sincretismo religioso ocurrido tras la Conquista, y en su gran mayoría coinciden con el calendario de festividades de la Iglesia católica. Así, por ejemplo, durante la Semana Santa los tarahumaras (y otros pueblos como los pimas) celebran el inicio de un nuevo ciclo agrícola con bailes como la Danza de los pintos (un baile que dura 36 horas seguidas y en el que los danzantes llevan el cuerpo adornado con puntos de arcilla blanca), la Danza del Yumaré (interpretada únicamente por mujeres y acompañada por cantos en diversos tonos) y la Danza del tutugúri (que dura toda una noche y donde un oficiante pide incesantemente que las cosechas sean buenas). Los instrumentos con que estos pueblos ejecutan sus danzas son tambores de madera con piel de venado, tenábaris (especies de sonajas que se colocan en los tobillos y que están elaboradas con capullos secos de mariposa y piedras pequeñas de hormiguero), flautas de carrizo y chapareques (una especie de arpa con hasta tres cuerdas que se fabrica con madera extraída del centro de magueyes secos y se toca usando la boca del intérprete como caja de resonancia). También, como sucede en Aguascalientes, San Luis Potosí o Zacatecas, durante los festejos que abarcan del 12 de diciembre al 6 de enero se baila la Danza de los matachines (o matlachines), acompañada con guitarra y violín. Sin embargo, a diferencia de la organización coreográfica de, por ejemplo, Aguascalientes, donde el “viejo de la danza” o “moreno” trata de provocar el desorden entre las filas de danzante, los matachines chihuahuenses siguen las órdenes de dirigentes denominados “monarcos” para enfrentarse al chapeyoko y su temible látigo.

Danza de los pintos

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí