¿Qué es un oratorio?

La figura central del oratorio es la del narrador, quien por medio de recitativos expone el texto bíblico como hilo conductor.

Por Música en México marzo 11, 2020 Última Modificación abril 12, 2020

Definición de oratorio

Por oratorio se entiende, en general, una obra que llena todo un programa de concierto, normalmente de índole sacra, para solistas, coro y orquesta, y que se ejecuta de manera no escénica es decir, concertante.

Uno de los testimonios más tempranos que se han conservado es la “Representación del alma y el cuerpo” de 1600, de Cavalieri, son recitativos, coros y danzas, es decir, con los recursos estilísticos de la nueva ópera (era una “ópera sacra”); este paralelismo es típico de la historia del género: una y otra vez las influencias de la ópera influían, asimismo, sobre el oratorio.

La figura central del oratorio es la del narrador, quien por medio de recitativos (tenor, con bajo continuo) expone el texto bíblico o la acción como hilo conductor para los diversos números musicales. Los temas provienen del Antiguo Testamento, a veces también del Nuevo o de las leyendas de los santos. Las partes literarias de composición nueva se adjudican a los solistas o al coro.

Historia y Oratorios Famosos

La escuela napolitana, con Alessandro Scarlatti (1660-1725), siguiendo el modelo operístico, introduce en el oratorio el recitativo “secco”, el recitativo “accompagnato” y el “aria-da-capo”. La culminación de este desarrollo lo constituyen los oratorios de Händel en Londres, por primera vez en idioma inglés.: Esther (1732), El Mesías (1742), Judas Macabeo (1746) y muchos otros. El oratorio de Händel combina, en mezcla barroca, el espíritu mundano y una gran dignidad con la intimidad y el pathos.

En Alemania, en el s.XVII, Schütz escribió sus “Historias” (de la Resurrección, de la Navidad), semejantes a oratorios. En el s.XVIII la palabra bíblica se versificó a veces, añadiéndose canciones, arias y coros.

El Oratorio de Navidad, de J.S.Bach (1733/34) se sale de este marco. Es un ciclo de 6 cantatas; el texto bíblico se alterna con versos libres en coros, accompagnati y coros.

Oratorio de Navidad – Johan Sebastian Bach

En el Clacisismo y en el siglo XIX, se produce un cambio en el oratorio que se incia con La Creación (1797) y Las Estaciones (1801) de Haydn.

La creación de Haydn

La Creación, de Haydn, irradia un optimismo esclarecido, y sabe combinar el texto bíblico con la religión mundana y el mito de la redención de la humanidad. Haydn trabaja asimismo con rasgos descriptivos, por ejemplo, con un sombrío do menor en el rudimentario movimiento de la representación del caos, virando en cambio hacia la tonalidad de Re mayor con el surgimiento de la luz. Tres arcángeles exponen el texto bíblico en escuetos recitativos-seccos, y los trozos musicales están numerados como en la ópera de números: se alternan recitativos accompagnatos con arias y coros, estos últimos polifónicos y barrocamente fugados, ad maiorem Dei gloriam.

La disposición general es tripartita (en el Barroco era, en general, bipartita) y trata de la Creación de la tierra y las plantas, de los animales y el hombre, y la vida de la primera pareja en el Paraíso, constituyendo un único canto de gratitud.

La Creación – Oratorio – Haydn

Impacto del oratorio de Haydn

La Creación de Haydn tuvo un éxito a escala mundial. Suscitó numerosas fundaciones de coros y favoreció el ulterior cultivo del oratorio (también fuera de la iglesia), Beethoven (Cristo en el Monte de los Olivos, 1800), Spohr y, en especial, Mendelssohn (Paulus, 1836; Elías, 1846) escribieron oratorios para lo cual imitaban sobre todo a Händel. El Paraíso y la Peri (1843) de Schumann elabora un tema legendario profano, pero también en esta obra se oculta el mencionado mito de la redención como en la Leyenda de Santa Isabel de Liszt (1862), cuyo tema se halla notablemente emparentado con el Tannhauser de Wagner.

También en Francia, el oratorio (drame sacré, mystere) siguió gozando de gran predilección en el s.XI: Berlioz (L’Enfance du Christ, 1854), Saint-Saëns, Franck, y otros produjeron obras con todas las conquistas de la orquesta romántica (descripción musical, técnica del leitmotiv).

Siglo XX

En el siglo XX no existe una orientación generalizada del oratorio en materia formal o de contenido, pero sí numerosas e interesantes soluciones individuales como por ejemplo Le roi David, (1921) de Honegger; la ópera-oratorio profana, Oedipus Rex de Stravinsky (1927), en francés y latín, con posibilidades de representación escénica; o el oratorio de Schönberg, Die Jacobsleiter (1917-1922), entre otros ejemplos.

Fuente: Ulrich Michels, Atlas de la música, I, Madrid, Alianza Editorial, 1982.

Etiquetas
Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí