Los Études para piano

Una característica a la que se refieren casi todos los escritores sobre el desarrollo de Scriabin como compositor es, específicamente, la supuesta progresión estilística de sus composiciones desde Chopin a Liszt y a Wagner.

Por Música en México Última Modificación abril 4, 2022

Una característica a la que se refieren casi todos los escritores sobre el desarrollo de Scriabin como compositor es, específicamente, la supuesta progresión estilística de sus composiciones desde Chopin a Liszt y a Wagner. La posibilidad de que las primeras composiciones de un joven músico muestren influencias de otros compositores no sorprende. En el caso de Scriabin, sin embargo, es notable que incluso sus primeras composiciones tengan su propia firma inconfundible. Su maduración como compositor se refleja en sus continuos intentos de usar la música para expresar emociones titánicas y arrolladoras. No solo truenos y relámpagos, no solo los cañonazos de la marcha de la guerra, no solo las convulsiones de la naturaleza sísmica y volcánica, sino los paroxismos de la conciencia cósmica, la naturaleza misma del conflicto dentro del alma humana. En este sentido, Scriabin fue y sigue siendo un compositor audazmente original.

Esta audaz originalidad es gloriosamente evidente en sus estudios. Scriabin compuso veintiséis de estas piezas. Dignos de su título y, en su demanda de destreza pianística, se encuentran junto a los de Chopin y Liszt. Los Études de Scriabin abarcan cuatro períodos creativos. El primer período está representado por el primer Étude, Op. 2 No.1, compuesto cuando Scriabin tenía quince años. Evocador de Chopin (quizás del Op.10, No.3 de Chopin), es, sin embargo, una pieza magistral y melancólica que presagia el genio de Scriabin. 

Étude en do♯ menor, No. 1 de Trois morceaux, Op. 2

Vladimir Horowitz, piano

El segundo período incluye los 12 Estudios Op.8, compuestos por Scriabin en 1894. Se trata de piezas enérgicas, cargadas y turbulentas.

12 Études, Op. 8 (1894)

Michèle Gurdal, piano

El tercer período de Scriabin se ejemplifica aquí con sus 8 Études, Op.42. Casi una década después del Op.8, estas composiciones alcanzan diversos matices de profundidad y complejidad. Son a la vez alegres y misteriosas, recetas extraordinarias para la pasión y el descanso. 

8 Études, Op. 42

Garrick Ohlsson, piano

El cuarto período de Scriabin está ilustrado por sus últimos cinco estudios, entre los que destacan los tres Études Op.65, compuestos en 1908, Scriabin nos revela los inicios de un paradigma esotérico, una convergencia de ideas que había ido germinando en él a lo largo de su vida. Sentimientos contemplativos, sombríos, indecisos, se ciernen sobre melodías espartanas, tersas, tímidas.

3 Études, Op. 65

Artem Abashev, piano

Fuente: George Ledin Jr. para Naxos

Música en México
Escrito por:
Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha en directo
Música en México +
mostrar radio