Stravinski: juventud y formación

Ígor Stravinski nació el 17 de junio de 1882 en una población cercana a San Petersburgo (hoy Leningrado), llamada Oranienbaum.

Stravinski Biografia
Por Música en México Última Modificación abril 7, 2021

Ígor Stravinski nació el 17 de junio de 1882 en una población cercana a San Petersburgo (hoy Leningrado), llamada Oranienbaum. Como su padre era un conocido cantante de la Ópera de San Petersburgo (creador del papel de Varlaam en “Boris Godunov” de Mussorgski), y su madre una excelente pianista, su infancia transcurrió dentro de un rico ambiente musical. Igor tenía nueve años cuando comenzó a estudiar piano. En cuanto adquirió cierta fluidez en la interpretación se dedicó a improvisar en detrimento de los ejercicios de estudio, con la consiguiente tristeza de sus padres y maestros, quienes pensaban que la improvisación era una pérdida de tiempo. También llamaba la atención de los mayores el hecho de que pasara hora tras hora hojeando las partituras de ópera de su padre, y es que tenía una gran facilidad para leer música. El niño llegó a conocer, prácticamente de memoria, muchas de las obras operísticas que leía.

Muy pronto su padre lo llevó a la Casa de la Ópera. La primera vez que escuchó “Una vida para los zares” y “Russlan y Ludmila” de Mikhail Glinka -a pesar de conocer de antemano las partituras, éstas dejaron una huella indeleble en su formación, más profunda que ninguna otra influencia. Además de esta experiencia, el propio Stravinski consideró su primera audición en vivo de la Sinfonía “Patética” de Chaikovski, quien acababa de morir, como “el principio de mi vida consciente como músico y artista.”

Stravinski a la edad de 3 años 

Sin embargo, sus padres no tenían intención de hacer de Igor un músico profesional, de manera que lo inscribieron en la escuela de la localidad para que siguiera los cursos académicos, mismos que, según propia confesión, Stravinski detestaba y para los cuales se consideraba singularmente inepto. Sólo la música podía aliviar la terrible monotonía del colegio. La práctica del piano y la asistencia a las salas de conciertos mitigaron un tanto la aversión que el niño sentía por la escuela. Hubo, no obstante, de continuar su instrucción, hasta que finalmente ingresó en la escuela de Derecho de la Universidad de San Petersburgo.

Durante este periodo Igor logró convencer a sus padres de que debía estudiar música con mayor intensidad que antes. Así pues, contrató a un tutor para que le diera lecciones de armonía, materia que, según reconoció, no le agradaba en absoluto: “Tal vez -explicó- por la incompetencia del maestro, tal vez por la ineficiencia del método empleado y tal vez -y es lo más probable- por mi innata aversión al estudio teórico”. Stravinski encontró mucho mayor satisfacción en el contrapunto, que empezó a estudiar por sí solo, sin maestro, y que lo fascinó desde el primer momento.

En el año 1900 conoció a Nicolai Rimski-Korsakov porque era compañero de estudios de uno de sus hijos. Stravinski aprovechó todas las ocasiones que se le presentaron para frecuentar su casa y conversar con el compositor, y no tardó en mostrar al maestro sus primeros intentos de composición musical. El verano de 1902 tanto Stravinski como Rimski-Korsakov vacacionaron en Heidelberg, y ahí tuvo la oportunidad de ejecutar para el maestro algunas de las piezas que había escrito, y que por cierto no impresionaron mucho a su distinguido oyente, quien le aconsejó no abandonar la carrera de leyes y estudiar con mayor empeño armonía y contrapunto.

El padre de Stravinski murió el año 1902, mas Ígor no abandonó la universidad; todavía no estaba del todo convencido de su habilidad musical. Aun así, dedicaba muchas horas al estudio de la música. Se movía siempre en círculos de músicos y absorbía todo lo que escuchaba en sus conversaciones. Siguió aprovechando todas y cada una de las oportunidades que se le presentaron para visitar a Rimski-Korsakov, y en 1903 logró que lo tomara como alumno privado. Las lecciones continuaron hasta la muerte de Rimski-Korsakov, en 1908. Formó también parte de una asociación musical que daba conciertos de música de cámara francesa, y ese fue su primer contacto con el estilo francés contemporáneo y con compositores como Manuel Chabrier, Paul Dukas, César Franck y Claude Debussy, que lo impresionaron muy gratamente.

Mientras tanto, continuaba esforzándose en la composición; trabajaba por entonces en una Sonata para piano que mostró a Rimski-Korsakov, quien por primera vez encontró algo en Stravinski que ameritara estimularlo como músico.

Stravinski y Rimski-Korsakov

Cuando finalizaron los cursos de 1905, Stravinski ya no tenía duda sobre lo que iba a hacer en la vida: cambió las leyes por la música. Terminó entonces su Sonata para piano, que fue la primera de sus composiciones publicada, y comenzó a escribir una serie de canciones sobre poemas de Pushkin (El fauno y la pastora) que terminó en 1906. Al mismo tiempo había emprendido la composición de su Sinfonía en mi bemol, que fue interpretada por primera vez en San Petersburgo en 1908. Era ésta una obra de complicada partitura y corte tradicional, que cualquier alumno diligente hubiera podido producir. No contenía nada del sonido ni del estilo de Stravinski, y puede considerarse como un simple ensayo del academismo al estilo de Alexander Glazunov.

En 1906 Stravinski se casó con su prima Catalina Gabriela y estableció su domicilio en Ustilug, en Volinia. Estimulado y guiado por su esposa, Stravinski comenzó a componer con mayor intensidad que nunca. En 1908 terminó dos obras para orquesta: “Scherzo fantástico”y “Fuegos de artificio”. Esta última había sido escrita para celebrar las bodas de la hija de Rimski-Korsakov. Stravinski la envió a su maestro como un regalo sorpresa, pero el paquete nunca fue abierto porque Rimski-Korsakov murió unos días antes de su llegada. Estas dos obras fueron estrenadas por Siloti en San Petersburgo en 1909.

Fuente: Los grandes maestros de la música clásica, segunda serie, Ediciones Fratelli Fabbri, 1979.

Música en México
Escrito por:
Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí