Ígor Stravinski a 50 años de su fallecimiento

El 6 de abril de este año se cumplieron 50 años del fallecimiento de Stravinski, el compositor ruso que marcó un antes y un después en la forma de escribir música.

Stravinski | Stravinsky
Por Música en México Última Modificación abril 17, 2021

El 6 de abril de este año se cumplieron 50 años del fallecimiento de Stravinski, el compositor ruso que marcó un antes y un después en la forma de escribir música.

Según la revista Times, Stravinski es: “una de las personalidades más influyentes del Siglo XX, así como un verdadero transformador musical”.

La influencia de Stravinski la percibimos en la música contemporánea, el ballet, la ópera, la música orquestal. En todos esos géneros fue irrespetuoso e irreverente con las formas ya establecidas.

Su obra y vida está dividida en tres etapas: musicalmente, en primitivismo, neoclasicismo y serialismo; vivencialmente, en la etapa rusa, francesa y estadounidense. Todas ellas contribuyeron a su formación artística y humana.

Primera etapa

Primitivismo. Las vivencias familiares en Rusia, empezando por su padre, el famoso bajo Fiódor Ignátievich Stravinski, quien fue honrado con el título de Artista de Honor de los Teatros Imperiales. También contribuyó la música de los artistas rusos del momento, en especial Nikolai Rimsky-Korsakov, quien fue como su segundo padre, lo persuadió de que estudiara música y, por si fuera poco, durante dos años le dio clases particulares. El tercer factor fueron las largas vacaciones en el campo, donde escuchaba canciones populares de los campesinos. Con todo ese bagaje el resultado de esta etapa es sensacional: El pájaro de fuego, Petrushka y La consagración de la primavera, tres obras que en su momento causaron admiración y temor, por la construcción de las formas musicales.

Segunda etapa

Neoclasicismo. Stravinski pasaba los crudos inviernos en Suiza, debido a la tuberculosis de su esposa. Después de la Revolución de 1917, el compositor decidió no volver a Rusia. En 1920 se muda a París, pero no cuenta con dinero (todos sus ahorros se habían quedado en su tierra natal), además de una esposa enferma y cuatro hijos. Encuentra en Coco Chanel una amiga que lo ayuda en varios aspectos, incluido el financiero. Al margen, es recomendable ver la película “Coco Chanel & Ígor Stravinski” (2009) del director  Jan Kounen. Regresemos a la etapa parisina: Coco Chanel le ayuda a integrarse a un círculo cultural muy interesante en donde se encontraban Debussy, Picasso, Proust, Chaplin, Bracque, Cocteau y la propia Coco. Algunas obras que representan este momento son: Pulcinella, Edipo Rey, Apolo y Perséfone, Octeto para vientos, Les Noces, Concierto para Piano e Instrumentos de viento, Sinfonía de salmos  y el Concierto para violín.

Stravinski | Stravinsky

Tercera etapa. 

Debido a la muerte de su hija mayor, de su madre y de su esposa, en 1939 decide mudarse a los Estados Unidos. Ya con su segunda esposa Vera se traslada a Beverly Hills, y luego a Hollywood en 1941. Todavía sigue inmerso en el neoclasicismo y compone Sinfonía en Do, Sinfonía en Tres Movimientos, Concierto de Ébano, Orfeo, Misa y Cantata. Stravinski escribió: “Mi misa fue en parte provocada por unas misas de Mozart que encontré en una tienda de segunda mano en Los Ángeles en 1942 o 1943. Mientras tocaba estos dulces rococó-operativos, sabía que tenía que escribir una misa propia, pero una real”. Encuentra en el jazz todo un mundo fascinante y escribe: “los intérpretes de jazz que más admiraba en ese momento eran Art Tatum, Charlie Parker y el guitarrista Charles Christian. Y el blues significaba la cultura africana para mí”.

Serialismo

Al inicio de la década de los cincuenta, Stravinski se hizo amigo de Robert Craft —director de orquesta estadounidense— quien se convirtió en su asistente personal y amigo íntimo. Fue Craft quien le animó a componer música en serie (12 tonos), comenzando así la última etapa artística de Stravinski: el serialismo. Las obras clave de esta época son el ballet Agon y tres piezas vocales: Canticum Sacrum, Threni y Réquiem Canticles, su última gran obra, que fue interpretada en su funeral.

En 1962 es invitado por el dirigente de la Unión Soviética Nikita Krushchov a regresar a Moscú y Leningrado, con el pretexto de celebrar sus 80 años de vida. Se menciona, a modo de leyenda, que el mismo Krushchov lo invitó a quedarse en forma permanente en la Unión Soviética, pero Stravinski decidió regresar a Nueva York, donde tenía ya su vida establecida. Murió el 6 de abril de 1971 de un ataque al corazón.

Stravinsky fue un apasionado del trabajo, se cuenta que solía hacerlo durante 18 horas al día. Su jornada laboral promedio, incluso en su etapa de vejez, era de 10 horas.

Fuente: Roberto Francisco Smith para OFUNAM

Música en México
Escrito por:
Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí